Orthokine
Orthokine

Terapia Regenerativa

Orthokine

El más innovador tratamiento para la artrosis y el dolor de espalda

Orthokine es un nuevo tratamiento para la artrosis que ha surgido para mejorar el bienestar de los pacientes con patologías que cursan con inflamación de articulaciones, uno de los caballos de batalla de la traumatología moderna.

Conseguir alternativas para el tratamiento de la artrosis que permitan aliviar el dolor a los pacientes de manera más eficaz, y con menos efectos secundarios que los producidos por la medicación antiinflamatoria convencional, viene siendo una prioridad de la investigación médica desde hace años, lo que lleva a avances como el que nos ocupa: el método Orthokine.

¿En qué consiste el método Orthokine?

El método Orthokine es una terapia autóloga (con tejido del propio paciente) para el tratamiento de la artrosis y el dolor de espalda, que se enmarca dentro de lo que se conoce como “Ortopedia Molecular”.

Consiste en que la propia sangre del paciente genera, mediante el contacto con unas perlas de cristal, grandes cantidades de una proteína, que tiene acción antiinflamatoria y protectora de las articulaciones. La sangre se extrae del paciente con unas jeringas especiales que contienen perlas de cristal, se incuba en estas jeringas durante 6 horas en un entorno estéril, se centrifuga, y el suero rico en estas proteínas protectoras se reinyecta en la articulación.

¿La sangre actuaría, en este caso, como única “medicación”? ¿No se añade ninguna sustancia externa?

El método Orthokine se basa en la capacidad de autocuración y regeneración del propio cuerpo: de manera natural, el organismo tiene la capacidad de luchar contra los procesos degenerativos, el dolor y la inflamación, pero de una manera limitada. Lo que se busca con esta terapia para el tratamiento de la artrosis es potenciar esa capacidad y reutilizarla en las zonas dañadas. La reacción de la sangre a las perlas de cristal es puramente física, no química. Pero lo que se reinyecta tampoco es sangre. No se reinyecta ninguna célula viva, ni plaquetas, sólo el suero, con una concentración hasta 140 veces superior a la normal de la proteína protectora IL-1 Ra.

¿Qué patologías se pueden tratar con Orthokine?

Las indicaciones principales en este momento son la artrosis, principalmente en rodilla y cadera, y la patología de columna, como hernias o lumbociática. Se ha usado también en lesiones musculares, para acortar el periodo de resolución.

Resultados

Los resultados de esta técnica para el tratamiento de la artrosis son muy positivos y claramente superiores a las alternativas actuales no quirúrgicas. Los estudios clínicos demuestran una efectividad dos veces superior al ácido hialurónico en el tratamiento de la artrosis de rodilla y se ha visto que estos resultados se mantienen al menos tras dos años del tratamiento.

Es también más efectivo que los corticoides en el dolor de espalda y su eficacia se mantiene durante más tiempo.

¿Qué efectos secundarios o riesgos presenta este nuevo tratamiento de la artrosis?

Al ser proteínas del propio paciente no hay rechazo ni efectos secundarios. Además el suero se aplica siempre con un filtro bacteriano para evitar la posibilidad de una infección. En los seis años de experiencia que llevamos usando esta terapia para el tratamiento de la artrosis en el Instituto Médico Arriaza y Asociados, no hemos tenido ningún caso de infección por el suero.

¿Dónde se origina esta técnica para el tratamiento de la artrosis? ¿Quién la ha desarrollado?

Orthogen AG es un grupo biofarmacéutico de empresas con base en Düsseldorf (Alemania) que opera en el campo de la ortopedia molecular desde hace 15 años. En 1.995 la compañía desarrolló la primera terapia genética para el tratamiento de la artrosis, concretamente de la artritis reumatoide, y en 1.997 desarrollaron la terapia Orthokine en colaboración con la Universidad de Pittsburgh.

¿Cómo ha llegado Orthokine al Instituto Médico Arriaza y Asociados?

En el año 2008 conocimos esta nueva terapia para el tratamiento de la artrosis de manos de su creador, el Dr. Peter Wehling, que nos visitó en la clínica y decidió que cumplíamos todos los requisitos para ser un centro de referencia en España. En este momento estamos desarrollando proyectos de investigación de forma conjunta.

Una curiosidad de esta terapia para el tratamiento de la artrosis es que también se utiliza para tratar la artrosis de caballos de carreras a nivel mundial, resultando ser un método efectivo. Puede asegurarse que los caballos no entienden de efecto placebo. Si la terapia Orthokine es eficaz, ellos corren más, y si no lo es, no corren.