Ozonoterapia
Ozonoterapia

Tratamientos

Ozonoterapia

El ozono es un gas natural que, unido al oxígeno, presenta propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y anti-infecciosas, entre otras muchas. Si bien la ozonoterapia no tiene un respaldo científico tan profundo como otras terapias, lleva muchos años utilizándose de manera continuada en muchos países y se ha afianzado como una herramienta auxiliar a la medicina tradicional.

Es una terapia que, prácticamente, carece de efectos secundarios, por lo que muchos pacientes con patologías que impiden usar otros tratamientos (como hipertensos, diabéticos, enfermos con gastritis o antecedentes de hemorragias digestivas por medicamentos, trasplantados, inmunodeprimidos, alérgicos a los antiinflamatorios, etc.) se pueden beneficiar de ella.

En nuestro centro llevamos más de 10 años utilizando la ozonoterapia como una alternativa terapéutica para disminuir el dolor y mejorar la función en aquellos pacientes que no han obtenido mejoría con los tratamientos tradicionales (antiinflamatorios-analgésicos, corticoides, fisioterapia, etc.).

Se utiliza fundamentalmente en patología de columna, tendinopatías (epicondilitis…), neuropatías (ciática, túnel carpiano…), artrosis a distintos niveles, secuelas de traumatismos, etc.

Es muy importante que la inyección del ozono se haga justo en el punto desencadenante del problema y por eso nosotros la realizamos siempre, salvo en localizaciones muy superficiales, con control radiológico.

Así, el número de sesiones necesarias para conseguir una mejoría clínica es menor (incluso la mitad) que en los centros que no disponen de este sistema de control.

En nuestra experiencia, la terapia con ozono-oxígeno es eficaz, aliviando los síntomas del paciente, en un alto porcentaje de casos.