Estimulación Cerebral No Invasiva
Estimulación Cerebral No Invasiva

Servicios Asociados

Estimulación Cerebral No Invasiva

Las técnicas de Estimulación Cerebral no Invasiva, cuyo exponente más importante es la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT), agrupan a un conjunto de procedimientos que permiten modular la actividad cerebral desde el exterior de la cabeza (sin cirugía y sin introducir ningún medicamento en nuestro cuerpo), de forma segura y sin dolor. En la actualidad estás técnicas se utilizan de forma habitual en los centros más prestigiosos del mundo como la Universidad de Harvard o la Clínica Mayo de EEUU.

En el caso de la EMT, se emplea un equipo especialmente diseñado para generar de forma localizada un campo magnético de breve duración sobre  el cuero cabelludo que induce una corriente eléctrica en la corteza cerebral. De esta manera podemos cambiar la actividad neuronal y normalizar aquellas zonas de funcionamiento defectuoso debido a una enfermedad.

Estas técnicas han sido muy utilizadas en investigación para entender mejor el funcionamiento del sistema nervioso y, recientemente, numerosos estudios han demostrado que la EMT tiene indudables efectos beneficiosos a la hora de tratar determinadas enfermedades neurológicas y psiquiátricas.

Un tratamiento médico

En el caso del tratamiento médico y cuando se utiliza por personal especializado, su utilidad ha sido científicamente demostrada para la depresión que no responde al abordaje habitual con medicamentos y su uso ha sido aprobado tanto en Europa como en los Estados Unidos de Norteamérica. Además, la EMT se considera una técnica efectiva en los casos debidamente seleccionados para ayudar en el tratamiento del dolor de naturaleza nerviosa, para la rehabilitación del ictus y para la epilepsia focal resistente. En la actualidad, existen numerosos estudios de investigación sobre la posible aplicación futura de esta técnica en otras enfermedades como el tinnitus, los trastornos obsesivo-compulsivos, el estrés post-traumático, las alucinaciones auditivas y la espasticidad.

¿Qué se siente?

Durante una sesión de tratamiento, usted estará despierto y recostado en un sillón confortable. La bobina de estimulación se colocará en el lugar apropiado en contacto con la cabeza para comenzar la estimulación. Tanto la duración de cada sesión, como el número de sesiones necesarias, es variable y depende de la enfermedad a tratar y el protocolo utilizado. Por ejemplo, cada sesión en el caso de la depresión dura alrededor de unos cuarenta minutos. Las personas que recibieron EMT a menudo describen sentir una sensación de golpecitos en la cabeza.

Otras técnicas

Además de la EMT, el médico podrá considerar la utilización de otra técnica no invasiva e indolora conocida como estimulación mediante corriente directa que en determinados casos también puede ser útil para usted. Nuestro deseo es contribuir a mejorar la salud y bienestar de los pacientes.